EL DÍA MÁS TRISTE

Un día de Febrero de 1993, creo que el 19, al poco de empezar a trabajar recibí una llamada del hermano de Jesús Pérez de Nanclares, me soltó que había muerto la noche anterior, en un accidente en Fuente la Higuera, cerca de Alcira. Volvía a casa después de una ronda de visitas a distribuidores s de la zona de Levante, había terminado tarde con Ispa en Murcia y se puso en camino hacia Bilbao, donde vivía. Desolación total. Con la mejor de las disposiciones, en el medio de un silencio profundo, organizamos y coordinamos con su hermano, el proceso de traerlo a Bilbao y ayudar en lo poco que podíamos, a consolar a su viuda y su pequeña hija. No muchos saben que la sala Nanclares, tiene ese nombre en su memoria. Ingeniero bilbaíno, había venido de Atlas Copco, enamorado del producto SMC, gestionaba las ventas de varias zonas. El palo fue muy grande por inesperado y por la impotencia sentida.

Nota.- Si alguien cuenta con alguna foto y me la pasa, la añadiremos, como homenaje a Jesús, un gran trabajador y compañero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.