Yoshiyuki Takada, el emprendedor.

El Emprendedor y empresario Takada se nos ha ido. Estudio ingeniería y al parecer ya tenia las ideas claras, no quería trabajar para otras empresas y/o personas. Tenia un carácter independiente. Se puso a la tarea de emprender, inicialmente fundó su pequeña empresa dedicada a la sinterización de metales, la llamó Sintered Metal Corporation, el origen de SMC. Quizás la tecnología se le quedaba pequeña y acometió la tarea de dedicarse a la neumática, donde pudo desarrollar todo su potencial de innovación, de la tecnología a la que cambió tan radicalmente que se convirtió en el líder mundial de la misma; y, como emprendedor a crear una empresa que iría a ser, también, referente mundial en desarrollo y expansión global. En muy pocos años y aplicando fórmulas que parecían sencillas, pero con unas raíces muy bien fundamentadas.

A veces sus postulados empresariales sorprendían, haciéndolos incomprensibles para muchas personas, incluso sus colaboradores más cercanos. Un ejemplo mundial. De haber sido una empresa americana el caso SMC se hubiese estudiado en las escuelas de negocios. Los que tuvimos la oportunidad de estar, al menos en algunas ocasiones, cerca de él conocimos y aprendimos teorías y ejemplos extraordinarios.

Voy a poner un ejemplo que sólo después de muchos años hemos comprendido. Su teoría de la creatividad e innovación, uno de los pilares sobre los que se asentó SMC. Le gustaba poner a dos equipos a trabajar en el diseño de un producto, asegurando que no se relacionaban entre ellos ni que conocían los progresos del otro. El resultado solía ser dos soluciones para un mismo problema, que no dudaba en pasar a producción, la gama de productos se ampliaba y algunos competían entre sí. Otra constante: que el cliente decida. Desde nuestra óptica occidental nos parecía un derroche de recursos en todas sus fases, incluida la de investigación y desarrollo. Lo lógico parecía encargar a un equipo esa innovación y aplicar sus resultados. La teoría de los dos equipos compitiendo es hoy una de las mejor consideradas en el campo de la creatividad. Si compartes toda la información es probable que varios equipos lleguen a la misma conclusión. Salirse de la corriente general es una de las condiciones para INNOVAR. En eso también fue un INNOVADOR.

La profundidad de su pensamiento emprendedor y empresarial impresionaba, una vez que sintonizabas con él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.