Amigos para siempre. Alrededor de una paella.

En una casa de Elosu donde, desde hace varias generaciones, se recibe muy bien a los que llegan, fui excelentemente recibido por un grupo de compañeros con los que he compartido una fructífera trayectoria profesional.

Ser tratado así da gusto y produce una agradable sensación. Con la batuta, el anfitrión principal, Ismael, artífice de la paella y algo más; y, otros colaborando aportando tarta (¡!!vaya tarta Ainhoa!!!), vinos variados, etc.

Entre todos, en un ambiente casi mágico, recordamos algunas de las historietas y anécdotas de los viejos tiempos. Como alguien dijo uno de los momentos buenos de la vida.

Además, como prueba de sus buenos deseos hacia mí, recibí regalos para que pueda mejorar en algunos de mis futuros retos: un palo de golf, que he de decir que ya me está ayudando, con mayores distancias, para llegar al “green”; otro regalo una camiseta del Baskonia, firmada por todos, que espero poder lucir en alguna de las finales que jugaremos esta temporada.

Gracias, vosotros también vais a jugar varias finales y estoy seguro de que ganareis, preparados estáis.

Ahí dejo algunas de las fotos, que no reflejan las emociones, por lo menos las mías, pero que pueden ayudar a recordarlas. Gracias AMIGOS PARA SIEMPRE.

IKIGAI

El idioma japonés tiene palabras que expresan conceptos relativamente complejos, una de ellas es IKIGAI.

IKIGAI es algo que todos llevamos dentro y que debemos descubrir en toda su extensión. A veces se ha traducido como la razón de ser de nuestra existencia. Encontrarlo es, claro está, crucial para poder manejar nuestra vida de una forma feliz.

Para explicarlo se suele recurrir a un gráfico que define su todo y sus partes, el IKIGAI pleno es el que combina todas sus partes, está en el centro del gráfico. En cualquier caso saber dónde estamos nos sirve para definir nuestros próximos pasos, o marcarnos la tendencia que debemos seguir.

Se combinan las 4 grandes áreas:

  • Lo que nos gusta hacer
  • En que somos buenos
  • Si puedo vivir de ello, me pagan por hacerlo
  • Es necesario para el entorno en el que me muevo.

Espero que podáis primero interpretarlo y luego encontrar su aplicación práctica en vuestro caso.

Ya somos SMC, el día de la firma

El 15 todo salió como estaba programado. Sólo dos comentarios, uno del notario, que manifestó que el ambiente parecía de “funeral”, impropio de la firma de acuerdos tan amplios y supuestamente gozosos para las partes. El otro que ni al inicio ni al final del acto, la otra parte me dio la mano, estrecharon hasta la de Germán pero evitaron hacerlo conmigo. En el proceso había quedado como el malo de la película. Que le vamos a hacer. Nunca es fácil contentar a todo el mundo, mi sentimiento fue que habían conseguido mucho más de lo que razonablemente les correspondía, que se habían evitado el trauma del cierre de una empresa y, sin embargo, no tenían el mínimo atisbo de lucidez para ni siquiera intuirlo.

Cuando volvimos a la oficina, volvíamos sonrientes y así lo percibieron los expectantes colegas, que con un poco de sordina, habían percibido lo peligroso de la situación para ellos.

Con un nuevo nombre, SMC España, S.A., un nuevo logo, Continuar leyendo “Ya somos SMC, el día de la firma”

Las negociaciones multibanda con los accionistas de Legaire, historias para dormir poco

Durante el transcurso de las tensas negociaciones posteriores, tensión propiciada por los tales accionistas capitalistas, que sin fundamento alguno pretendían “sacar más tajada” de algo que no tenía mucho de donde sacar.

La voluntad de SMC de mantener el equipo humano primó sobre las recomendaciones que en un momento Germán y yo hicimos a SMC, sobre la conveniencia de acabar con las negociaciones e iniciar la vida de SMC constituyendo otra empresa, asegurando Germán, que si él se marchaba de Legaire, todos los demás le seguirían. Pero Martin asumió que cumpliría con su compromiso a pesar de las tensiones creadas por los accionistas vendedores.

Continuar leyendo “Las negociaciones multibanda con los accionistas de Legaire, historias para dormir poco”