Las personas, clave del éxito.

En un capítulo anterior mencioné a los pioneros, los que estaban en el momento inicial del big bang, merecen ser recordados entre otras razones porque dieron forma a la cultura que rigió, y todavía rige, aunque ya diluida, en esta empresa. Una cultura de cooperación y orientación al cliente, entre otros valores, que ha sido fundamental para la consecución de los éxitos logrados.

Como también mencioné después del arranque comenzó la incorporación de personas. Varios de ellos están jubilados, otros han fallecido, ya contamos cuatro entre estos últimos. Su recuerde pervive entre nosotros.

Continuar leyendo «Las personas, clave del éxito.»

¿ORIENTACIÓN AL CLIENTE O AL PROCESO?

En nuestra empresa, seguramente en todas, la reflexión entre el sentido que debía guiar nuestr  as actuaciones ha sido siempre tema de debate.

Ha ocupado tiempo y rellenado mucho papel, en ocasiones el debate se ha polarizado y enfrentado dialécticamente a las dos posiciones marcadas, podríamos decir radicales, que fijaban las partes, en algunos casos menospreciando la otra para hacer más valiosa la propia.

El cliente es el rey, es una frase hecha y muy cierta; en Japón van un paso más allá y dicen: el cliente es el emperador. Y lo practican, como comprador y consumidor, se tiene esa sensación. Tratan de agradarte cuando actúas Continuar leyendo «¿ORIENTACIÓN AL CLIENTE O AL PROCESO?»

Empleados «nucleares» y «periféricos»

Entre las personas a las que sigo me he encontrado con una aportación muy interesante. Habla de un caso de empresa y distingue a dos tipos de empleados, los “nucleares” y los “periféricos”.

Un empleado “periférico” es uno que dedica su tiempo y sus capacidades a la empresa a cambio de dinero, de un salario. Se llaman periféricos porque su actividad la puede realizar cualquier persona que disponga de esas capacidades. Lo que aportan a la empresa lo podrían aportar muchos otros profesionales. Aunque su aportación no es menospreciable, en absoluto.

Un empleado “nuclear” por el contrario, es uno que se identifica con lo que se hace en la empresa. Valora la utilidad real que tiene lo que allí se hace. Por supuesto que dedica su tiempo y sus capacidades al servicio de la empresa. Por supuesto que cobra un salario. Pero su vinculación con la empresa va mucho más allá. Por un lado, aporta a la empresa su entusiasmo y su compromiso para que las cosas funcionen bien, lo cual tiene un gran valor. Un valor impagable económicamente. Pero por otro lado está recibiendo de la empresa la posibilidad de crecer como persona y como profesional. La empresa da la oportunidad de dotar al empleado de un sentido a su trabajo, la posibilidad de sentirse útil.

Son los empleados nucleares los que dan un plus a la empresa cuando llegan tiempos de crisis. La empresa debe ser consciente de ello y, sin discriminaciones, obrar en consecuencia.

José Mari, Lizarazu, Liza, el Rubio, un hombre de bien.

Esta semana pasada, en una amigable cena, se ha homenajeado a Liza. Se ha jubilado después de casi 25 años en SMC. Se incorporó en 1993, para el área de ventas, donde ha ocupado diversos puestos, siempre dispuesto a estar en el que se necesitase en cada momento. Ha pasado por ventas en varias zonas de la península, Responsable del Área de Portugal, Madrid, después de la salida de Jesús González; International Training (durante cuatro años), gestionando distribuidores, también en varias zonas, etc.

También su trayectoria vital tiene varias paradas, desde su Idiazabal natal, se fue a estudiar aA Huesca, trabajar en Donostia, en una ingeniería, en Irizar, el fabricante de autobuses, en Cádiz en una importante Continuar leyendo «José Mari, Lizarazu, Liza, el Rubio, un hombre de bien.»

Alain, nuestro «speaker»

Hace unos días rememoré un día triste en la vida de SMC, hoy tenemos otro bien triste, Alain, el “speaker” nos ha dejado. Recordaremos al compañero que nos hacia sonreír en las cenas de Navidad y todas las ocasiones en que había que poner una gota de humor y alegría en el medio del grupo. Lo vamos a echar de menos, no solo nosotros, su madre nos decía como Alain había sido su soporte en los últimos años.

Seguro que a él no le gustaría que estuviésemos tristes, sino que lo recordemos como había sido y lo que había hecho por colaborar en el trabajo y por hacerlo con ese toque de alegría que debía encontrar en lo más hondo de su corazón de poeta.

Cuando mañana empecemos sin él, nuestro mejor homenaje será recordarle como era, y transmitir esa alegría con la que nos quería endulzar la vida.

 

Las reuniones de trabajo, tan denostadas, tan necesarias.

En un post anterior se comentó sobre las sensaciones derivadas de las reuniones de trabajo. Las reuniones son una constante en la empresa de hoy. No se concibe el trabajo sin reuniones. Son al mismo tiempo necesarias y buscadas; y también odiadas, por frustrantes.

Proverbio japonés:

Ninguno de nosotros es tan inteligente como todos nosotros juntos

Si hay excesivas y poco productivas se cae en el mal de la “reunionitis”; si Continuar leyendo «Las reuniones de trabajo, tan denostadas, tan necesarias.»

Amigos para siempre. Alrededor de una paella.

En una casa de Elosu donde, desde hace varias generaciones, se recibe muy bien a los que llegan, fui excelentemente recibido por un grupo de compañeros con los que he compartido una fructífera trayectoria profesional.

Ser tratado así da gusto y produce una agradable sensación. Con la batuta, el anfitrión principal, Ismael, artífice de la paella y algo más; y, otros colaborando aportando tarta (¡!!vaya tarta Ainhoa!!!), vinos variados, etc.

Entre todos, en un ambiente casi mágico, recordamos algunas de las historietas y anécdotas de los viejos tiempos. Como alguien dijo uno de los momentos buenos de la vida.

Además, como prueba de sus buenos deseos hacia mí, recibí regalos para que pueda mejorar en algunos de mis futuros retos: un palo de golf, que he de decir que ya me está ayudando, con mayores distancias, para llegar al “green”; otro regalo una camiseta del Baskonia, firmada por todos, que espero poder lucir en alguna de las finales que jugaremos esta temporada.

Gracias, vosotros también vais a jugar varias finales y estoy seguro de que ganareis, preparados estáis.

Ahí dejo algunas de las fotos, que no reflejan las emociones, por lo menos las mías, pero que pueden ayudar a recordarlas. Gracias AMIGOS PARA SIEMPRE.

IKIGAI

El idioma japonés tiene palabras que expresan conceptos relativamente complejos, una de ellas es IKIGAI.

IKIGAI es algo que todos llevamos dentro y que debemos descubrir en toda su extensión. A veces se ha traducido como la razón de ser de nuestra existencia. Encontrarlo es, claro está, crucial para poder manejar nuestra vida de una forma feliz.

Para explicarlo se suele recurrir a un gráfico que define su todo y sus partes, el IKIGAI pleno es el que combina todas sus partes, está en el centro del gráfico. En cualquier caso saber dónde estamos nos sirve para definir nuestros próximos pasos, o marcarnos la tendencia que debemos seguir.

Se combinan las 4 grandes áreas:

  • Lo que nos gusta hacer
  • En que somos buenos
  • Si puedo vivir de ello, me pagan por hacerlo
  • Es necesario para el entorno en el que me muevo.

Espero que podáis primero interpretarlo y luego encontrar su aplicación práctica en vuestro caso.