El primer gran pedido de stock

Mientras se preparaba la operación de firma por SMC se planteó que debiéramos hacer una compra significativa de material para reforzar el inventario. Hasta entonces en el chiringuito de Sabadell ponían cajas de cartón vacías en las estanterías. Cuando llegaban clientes les hablaban del stock que teníamos, !!en cajas vacías!!

Utilizando estadísticas de ventas yo mismo prepare una tabla con los artículos que sería conveniente comprar y en qué cantidades, supuesto un crecimiento tan importante como el que esperábamos. El escepticismo era total, comprender que alguien que no sabía de neumática, ni estaba en contacto con los clientes, pudiese hacer una recomendación de compras era muy difícil.

Por un lado el resultado era impresionante, por lo elevado del importe, todavía no teníamos demasiado dinero y su pago se antojaba problemático, aunque fuese 6 meses más tarde. Pero después de los retoques de German y Belén, los conocedores del asunto, el pedido se cursó. Germán esperaba que desde la Corporación se corrigiese a la baja, o que pusiesen algunas pegas. Pero a los dos o tres días fue felicitado por Martin, en nombre de Japón, por el gran pedido y por la apuesta que representaba respecto del futuro.

Por otro lado el sistema para determinar los artículos a pedir, nunca totalmente aceptado, por la falta de credibilidad del autor, sí que se consolidó, aunque bajo la supervisión final de Germán y Belén, finalmente esta última, que aunque tenían dudas conceptuales se dieron cuenta de que al menos era un guion sobre el que podían trabajar y personalizarlo a su gusto. Se evitaban las notas de recuerdo, las idas al almacén, etc. Todavía años más tarde muchas empresas hermanas y la propia corporación no ha terminado de dar con la clave en este capítulo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.