La ola buena

Sin ser un experto en surf sé que los surferos sueñan con coger una ola buena, una ola larga y potente que les permita recorrer una gran distancia mientras la ola va rompiendo y formando tubos, como si quisiera descabalgar al surfista.

Coger esa ola majestuosa parece una cuestión de suerte, todas las olas, antes de empezar a romper, parecen semejantes. Pero el surfista sabe que no es sólo una cuestión de azar, con paciencia encomiable avanza mar adentro sobre la tabla y allí espera tratando de adivinar cuál puede ser la ola buena. Lo intenta, sabiendo que un intento fallido implica volver a empezar, algunos días puede que no coja ninguna ola digna de su esfuerzo, pero lo sigue intentando una y otra vez, y un día tras otro. Hasta el punto de que ser surfero es un estilo de vida.

Con SMC yo cogí una ola buena, es cierto que tuve un punto, mejor, varios puntos de suerte; pero también es cierto que para cogerla hay que estar preparado y en el punto justo y después, hay que erguirse sobre la tabla y avanzar hacia la orilla, rápida y equilibradamente sobre la ola que sube, baja y forma tubos en los que no se debe ver nada, pero siempre con ese control del surfero que cuando llega a la orilla debe, eso creo, estar gozoso de la experiencia, fugaz pero intensa.

Es mi caso, en SMC, cogí la ola buena y la disfrute en toda su extensión, matices y avatares. Ya llegando a la orilla sólo me queda agradecer el haber podido «surfear», en compañía de muchas personas con las que he compartido viaje, en algunos momentos. Ahora dejo de surfear pero hay gente que sigue, esta playa (SMC) tiene unas olas estupendas. Haced todo lo posible para mantenerla y disfrutad de las olas, todos los días no sale la ola perfecta, pero os puedo asegurar que he vivido más de 27 años de una ola magnifica.

Estoy orgulloso de mi viaje y, sobretodo, agradecido a todos los que, en mayor o menor medida, habéis compartido conmigo una parte del viaje. Perdonadme también por las ocasiones en que os he defraudado con mi comportamiento; aunque orgulloso de mi trayectoria, no todo es perfecto en la misma, claro.

Gracias de nuevo, por los maravillosos momentos que hemos compartido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.