José Mari, Lizarazu, Liza, el Rubio, un hombre de bien.

Esta semana pasada, en una amigable cena, se ha homenajeado a Liza. Se ha jubilado después de casi 25 años en SMC. Se incorporó en 1993, para el área de ventas, donde ha ocupado diversos puestos, siempre dispuesto a estar en el que se necesitase en cada momento. Ha pasado por ventas en varias zonas de la península, Responsable del Área de Portugal, Madrid, después de la salida de Jesús González; International Training (durante cuatro años), gestionando distribuidores, también en varias zonas, etc.

También su trayectoria vital tiene varias paradas, desde su Idiazabal natal, se fue a estudiar aA Huesca, trabajar en Donostia, en una ingeniería, en Irizar, el fabricante de autobuses, en Cádiz en una importante empresa de tubos, etc. Recaló en una marca de neumática, y Germán le tiró los tejos varias veces, hasta que finalmente aceptó (creo que a la tercera). En aquellos tiempos la casa en la que estaba era más potente que SMC, que era una promesa por aquellos entonces. Los encuentros eran con ocasión de ferias temáticas, en este caso de neumática, las llamadas Flumatecs. Incluso después de incorporarse a SMC, salió para trabajar en Madrid en una empresa sin relación con nuestro negocio., pero volvió al

cabo de un año.

A la hora de que nos diga que le ha parecido lo mejor que ha vivido en SMC le cuesta señalar, todo le ha parecido bueno. Al insistirle dice: “quizás lo mejor haya sido la historia de éxito continuado, aunque conllevaba una presión por el crecimiento”. De lo malo no se acuerda mucho, aunque vivió y sufrió la crisis del final de los 90, donde algunas de las cosas que antes se veían claras empezaban a no estarlo; y, pensó que algo se estaba rompiendo. Eso le hizo pensar en salir, y de hecho salió, como hemos comentado a Madrid. Afortunadamente volvió.

Su mensaje a los que se quedan y a los jóvenes de SMC es: “trabaja a gusto, sé feliz haciendo lo que haces, diviértete”; así conseguirás “que te sientas bien con lo que has hecho. Se buena persona y disfruta”; no cabe mejor autorretrato del Rubio.

Ahora se plantea una vida tranquila, dedicada al montañismo geográfico, andar, caminar y ver cosas. Piensa esforzarse en aumentar su nivel “informático”, para sacarle todo el provecho a teléfono y tableta; también, explorar como se le da el Dibujo, una de sus

aficiones. Todo ello alternado con escapadas a Cádiz, que rompe con la climatología vitoriana.

Suerte Liza y que consigas lo que nos recomiendas, disfrutar con lo que hagas, buena persona vas a seguir siendo. Lo dicho deja SMC un hombre de bien. 

2 opiniones en “José Mari, Lizarazu, Liza, el Rubio, un hombre de bien.”

  1. Efectivamente un hombre de bien; un muy buena persona y muy amigo de sus amigos. Le echaremos en falta en la ofi.
    Fue una despedida estupenda en la que como él nos ha dicho, “se lo pasó de lujo”. No escatimó en sonrisas, abrazos y bailes hasta altas horas.
    No cambies “rubio”. Sigue siendo nuestro “Liza” de siempre. Nos seguiremos viendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.